Persecución de inmigrantes, es gran negocio en EEUU

Estados Unidos.- Con la política migratoria de Donald Trump surgen corporaciones que se encuentran haciendo enormes ganancias a costa del sufrimiento ajeno.

Este es el mundo económicamente viable de los campos de concentración del presidente de EE.UU., Donald Trump. Sus dos paladines: el Grupo GEO (Grupo Especial de Operaciones) y Corrections Corporation of America (CCA). Carceleros cuyos dividendos son equivalentes a entre cinco mil y ocho mil millones de dólares anuales.

El tema migratorio ya no es solo tema gubernamental. Al contrario, es gran negocio: 71 % de los campos de concentración están bajo tutela del Grupo Geo y CCA. El récord público indica que estas corporaciones le han regalado 30 millones de dólares al Partido Republicano. Y ahora, pasando la factura, Trump y la política de “tolerancia cero” se traducen en billones de dólares.

Anteriormente, las corporaciones carcelarias cobraban por inmigrante adulto. Este pasaba entre tres y seis meses encarcelado previamente a deportación. Hoy sin embargo, niños, así como familias pueden ser detenidos indefinidamente o transportados entre estados para obstaculizar jurisdicciones de cortes y hábeas corpus en favor de la libertad.

Y así, con la detención indefinida, las separaciones familiares y la violación de los derechos humanos, también, el substancial incremento de ganancias para los carceleros y socios corporativos de Trump.

En 2017, el gobierno otorgó la licitación de un contrato al Grupo Geo para la construcción y operación de un campo de inmigrantes en Conroe, en Texas (sureste de EE.UU.). Todo ello con la promesa de 44 millones de dólares anuales en ganancias y una capacidad de 1000 detenidos. Y este es solo un campo de concentración, entre miles: haga usted la cuenta. Marcelo Sánchez, Pompano Beach (Florida).

Comentarios