Protesta contra separación de familias migrantes

MCALLEN  (AP).- Numerosos manifestantes censuraron el sábado durante concentraciones y protestas que las autoridades fronterizas separen a padres inmigrantes de sus hijos, mientras legisladores demócratas dijeron no estar convencidos de que el gobierno del presidente Donald Trump tenga un plan para reunir a las familias afectadas.

Centenares de personas se congregaron cerca de una instalación en Homestead, Florida, donde menores inmigrantes están recluidos. Manifestantes marcharon en San Diego con pancartas que decían “Liberen a los menores” y “Mantengan juntas a las familias”.

Afuera de una instalación de la patrulla fronteriza en McAllen, Texas, manifestantes obstruyeron temporalmente el paso de un autobús que transportaba a inmigrantes y gritaban a los agentes fronterizos “¡qué desgracia!, ¡qué desgracia!”

Las movilizaciones han tenido lugar días después de que el gobierno de Trump diera marcha atrás debido a la indignación civil y política, y dispusiera que las autoridades dejen de separar a las familias inmigrantes detenidas en la frontera tras cruzar a Estados Unidos desde México.

En las últimas semanas, más de 2.300 menores fueron separados de sus familias debido a la política de “tolerancia cero” en la que personas enfrentarán cargos para enjuiciarlas por ingresar en forma ilegal en Estados Unidos. El fin a la separación de las familias ha dado paso a la confusión y muchos padres desconocen el paradero de sus hijos.

Y la aseveración del gobierno de que ahora buscará detener a las familias durante sus procedimientos de inmigración también ha avivado la indignación.

En Florida, la inmigrante argentina María Bilbao dijo que participó en la protesta porque ella llegó al país hace 17 años con su hijo de nueve años y comprende el miedo de que separen a un vástago de su madre.

“Lo que está ocurriendo en este país es repugnante”, declaró Bilbao, que trabajó haciendo limpiezas antes de convertirse en residente legal y ahora trabaja con un grupo que defiende los derechos de los inmigrantes.

Más protestas están previstas para el próximo fin de semana en diversos estados, desde Connecticut hasta California.

Evelyn Stauffer, portavoz del Departamento de Salud y Servicios Humanos, dijo que la agencia intentó reunir a las familias o acomodar a menores que llegaron solos con un patrocinador apropiado.

Sin embargo, un grupo de 25 legisladores demócratas que visitó una instalación de procesamiento de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP por sus siglas en inglés) en la ciudad de McAllen, Texas, en la frontera de Estados Unidos con México, dijeron que no ven un sistema federal claro para el reencuentro de las familias separadas. Todos, incluso niños de brazos, tienen asignada la letra “A” de “alien” (extranjero) o números para extranjeros, aunque otras agencias federales les asignan códigos distintos de identificación.

Los legisladores dijeron haber visto a niños dormidos tras las rejas, tirados en el suelo, cubiertos con mantas térmicas “mylar”.

Comentarios